comunidades

La marchosa boda de Emil y Hannah

Emil y Hannah son una encantadora pareja sueca enamorada de Baleares. Tuvimos la suerte de que nos eligieran para organizar este paso tan importante en sus vidas como es su enlace, y sinceramente…¡nosotras felices de ayudarles a convertir todos sus deseos en realidad! Nuestros protagonistas de esta semana consiguieron su propósito celebrando una preciosa boda el pasado 8 de junio en la bonita finca de Son Togores, en la clastra empedrada y decorada para tan magna ocasión, con una combinación de estilo rústico a la vez que elegante.



A la hora de diseñar el estilo de la deco para este gran día destacamos sobre todas las cosas nuestro representativo olivo que podíamos encontrar en todos los rincones, además de los pequeños toques florales en blanco, ya que, como muy bien decía la novia, “¡una boda es una boda!”



La Novia

La novia lució un diseño de Andrea Bernström acompañado de unos zapatos de tacón de la firma Forever Solves. El detalle especial lo puso la mejor amiga de Hannah, Roxanne, que le prestó unos pendientes de su madre que murió hace 3 años y con la cual tenía una relación muy estrecha.





Las damas de honor se vistieron de la marca sueca By Malina, ¡vestidos que eligieron todas juntas!

Un encuentro atípico antes de la ceremonia

Antes de la ceremonia, la pareja decidió que querían verse los dos antes que los demás, guardarse para ellos ese momento de sentimientos a flor de piel tan especial…



Y ¡vaya si lo fue! Mientras los invitados disfrutaban de una copa de bienvenida en la clastra, la novia y sus damas de honor cruzaron la posesión para llegar a los jardines dónde estaba Emil, el novio, junto con sus testigos esperándolas.


No podéis imaginar lo emotivo que fue ver las caras de la pareja cuando se vieron por primera vez el día de su boda. El novio ¡no pudo contener las lágrimas al verla aparecer por las escaleras!



Después de disfrutar de este pequeño momento íntimo, se dio paso a la ceremonia oficiada por el cura de su congregación y rodeados de familiares y amigos venidos desde muchas partes de Europa.



Acompañó musicalmente la ceremonia la hermana de Emil, Ida, como vocal y su pareja a la guitarra.




Tras la boda, los invitados pasaron al aperitivo en la zona de la piscina donde disfrutaron de las vistas campestres de la finca y el maravilloso sol ¡que nos acompañó toda la tarde!



Y ahora viene la mejor parte de esta boda… ¡la cena! Y veréis pronto por qué…

Una cena con sabor a Ibiza

En la cena todos los comensales pudieron degustar un exquisito menú firmado por Fosh Catering y que además de platos muy ricos, ¡¡estuvo trufado de sorpresas!!



Tanto Emil como Hannah disfrutan viajando juntos a Ibiza siempre que pueden, por lo que decidieron poner nombres muy conocidos de la isla a las mesas de los invitados , y ¿podéis imaginar qué nombres eligieron?… pues si, ¡¡¡los de todas las discotecas de la islas Pitiüsas!!!



Para amenizar la cena contaron con la ayuda de un maestro de ceremonias muy especial, amigo de la pareja, que tomó las riendas de la boda y que, con micro en mano, comenzó su show brindando con un chupito de hierbas en honor a la isla y dando paso a la pareja recién casada a los jardines mientras sonaba el Sing Hallelujah de Dr. Alban.




Como buena boda sueca… los discursos fueron lo más destacado, aunque Magnus, el maestro de ceremonias, puso todo su empeño en hacerlo divertido y ameno. Fue introduciendo los diversos discursos a través de dos azafatas que aparecían con carteles de fotografías de quienes iba a hablar para que los invitados adivinaran quien era el afortunado (una especie de quién es quién español ¡pero en grande!), las chicas siempre acompañadas de una canción que describiera a la persona o con algún lazo personal o recuerdo con los novios…



Además de los discursos, entre plato y plato contamos con dos shows principales al más puro estilo Ibiza -las azafatas, con un atrezzo de bailarina de discoteca- aparecían por las escalinatas laterales bailando entre las mesas y seguidas del séquito de camareros sirviendo los chupitos designados para el momento.



Entre entrante y principal se sirvió un fire ball whiskey shot al son de Pitbull, mientras que antes del postre se sirvió un Galliano hot shot para el espectáculo ambientado en los Alpes, lugar donde la pareja ¡suele viajar también! Con este acompañamiento podéis imaginar que los invitados eran incapaces de quedarse sentados en las mesas y antes de acabar con el plato principal ¡ya bailaban sin parar!



La pareja al final de la cena deleitó a sus invitados con un corto pero intenso primer baile que acabó con la aparición del saxofonista Ramón Riera y la explosión de fuego ¡alrededor de la pareja!



Todo un espectáculo que animó a los invitados a seguir al saxofonista hasta la disco para bailar al son de la música del DJ Toni Llobera y continuar celebrando la boda de esta joven pareja que consiguió hacer de una boda clásica, ¡todo un show!

Comentarios de la pareja que han querido reflejar en el post:

“To arrange a wedding that far from home was not easy but no words can really describe how grateful we are for the help we got from Moments and Aida. We had the best two days of lives and without the contribution of Aida it would not have been possible. With a positive attitude and a smile on the lips, the heavy moments also felt the easiest. Again, a mega thank you for making this the best day, not only for us, but also for making this a memorable day for many of our guests as well.”

Wedding Planner: Moments Bodas y Eventos
Decoración: Moments Bodas y Eventos
Catering: Fosh Catering
Sonorización y DJ: LoMusic con Toni Llobera
Vestido Novia: Andrea Bernström
Zapatos Novia: Foreves Solves
Traje Novio y zapatos: ACF
Fotos: Maria Hibbs Photography

Fuente: este post proviene de Blog de MomentsBlog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Fiesta pre y post boda

El día de la boda pasa volando, es por esto que 8 de cada 10 parejas optan por hacer una fiesta pre boda, una post boda o ambas para alargar el fin de semana de la boda. Tener la posibilidad de dar la ...

Recomendamos