comunidades

5 consejos si crees que vas a ser una novia patosa

Tú, que eres patosa en tu día a día, que te tropiezas en esos lugares en los que no hay nada para tropezarse, que eres la torpe de tus amigas y que siempre sale alguna caída tuya entre risas en esas charlas alrededor de una mesa llena de cervezas…

Tú, que tienes tus rodillas llenas de cicatrices de la vida, de marcas  de haber sido muy feliz, que sabes mejor que nadie levantarse con dignidad ( o lo que queda de ella) y que no te hace falta subirte en unos taconazos de 10 cm para retorcer un pie…

Tú, que ahora organizas tu boda y seguro que has pensado alguna vez en cómo hacer desaparecer tu patosidad para tu gran día pero para eso aún no hay truco. Además, tu torpeza hace que tú seas tú y recuerda que el día de tu boda eres tú pero vestida de novia así que no pretendamos ser vestidas de princesas las chicas más ágiles del mundo simplemente disfrutemos y riámonos de nosotras mismas….. Riámonos mientras leemos unos consejos para intentar darle esquinazo a nuestra patosidad durante unas horas.

5 consejos si crees que vas a ser una novia patosa

1- Elige bien tus zapatos

Esos tacones de 15 cm sin sujeciones son preciosisíiimos y te han enamorado pero sé realista. Si eres de las que tropieza hasta con unas sandalias planas mejor déjalos en el escaparate. Busca unos zapatos con un tacón ancho, con menos cm que más y que tengan una buena sujeción. Los de pulsera al tobillo son una muy buena opción.

2- El bajo del vestido

A todas nos fascinan los vestidos que arrastran varios centímetros por el suelo, esos que hacen parecer que las novias van entre nubes…. A todas nos fascinan pero llevar un vestido de novia con un largo inadecuado puede provocarte algún tropezón al pisarlo. Te puede pasar siempre, es cierto, pero llevarlo un poco más largo es comprar más papeletas para que nos toque la caída. El largo del vestido en su justa medida.

3- Coreografías imposibles, sólo en Youtube

Has visto millones de veces ese vídeo de esa apertura del baile nupcial en Youtube y parece fácil. Tú te vienes arriba y le dices a tu chico que para qué abrir el baile con un baile clásico y lento pudiendo montar ese show…. Tu chico te dice que quizás no sea lo más adecuado para vosotros pero tú insistes… Párate a pensar. Tú, que veranos atrás, retorcías tus pies al ritmo de Coyote Dax y te perdías rodeada de tus amigas… ¿Seguro que estás preparada para bailar “sola ante el peligro” una coreografía con mil y un pasos diferentes?

4- Evita los escalones, salones a doble nivel, mesas sobre altillos…

Fíjate antes de elegir el lugar de celebración de tu boda en todos los detalles… El gran día estarás tan nerviosa que serán pocas las veces que te pares a pensar así que si puedes elegir un salón sin dobles alturas, una mesa al mismo nivel que el resto y sin escaleras para entrar y salir te quitarás de en medio unos cuantos obstáculos que pueden llevarte al suelo el día B.

5-Ríete

Ríete mucho, de ti misma y con los demás. Ríete de tu torpeza, de tu patosidad y de los grandes momentos que te (os) ha regalado. Acepta que pueden existir las apuestas sobre si te vas a caer e incluso participa en ellas, bromea con enviar un vídeo a Vídeos de Primera si llegado el momento haces un “novia al suelo”. Ríete hasta que llores de las carcajadas.

Ríete.

Fuente: este post proviene de Detrasdeunaboda, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Una novia del norte. Una de esas que invita a la lluvia a su boda, que sonríe bajo el orbayu y que incluso llega a saltar en algún charco. Una novia del norte que termina con los bajos del vestido emb ...

Los tiempos cambian, las bodas cambian, las novias cambian y, por tanto, las despedidas de soltera cambian. Atrás quedaron esas despedidas de soltera que consistían en una competición de objetos obsce ...

He corrido más algunas noches al volver a casa que en mis clases de educación física del instituto. Soy mujer y a veces, he sentido miedo al volver a casa de noche. Y de día. De noche porque como toda ...

Es domingo. Al otro lado de la ventana el tiempo nos dice que se ha ido el verano, aunque en Asturias este año todavía no había llegado y teníamos la esperanza de que apareciera por Septiembre pero no ...

Etiquetas: bodas

Recomendamos