comunidades

La increíble y preciosa boda de Juan y Yesenia

Lo romántico que puede llegar a ser una boda es increíble. La ilusión que desprenden los novios, los invitados, no se puede comprar. Por eso, hoy os queremos hablar de una boda muy especial. Esta programada en tan sólo un mes y medio en Puerto Rico. Os hablo de la unión de Juan y Yesenia. Con tan poco tiempo de antelación, nos han conmovido. Y es que les urgía mudarse debido a un nuevo trabajo pero no se iban a ir sin antes casarse



 

Aunque ya la tenían organizada en mente, sabemos lo complicado que puede llegar a ser una boda. ¡Y más, si es con 52 invitados y nada de tiempo! Yesenia nos contó que la tonalidad de la boda llevaba ya tiempo pensada y eso le fue más sencillo. Ella quería una boda típica en blanco, lila, violeta, vino y rosa claro. 





Para ello, comenzó comprando las decoraciones por Internet. Quería una boda sencilla y original. Y gracias a que en su trabajo encontró paletas de madera, le fue aún más fácil. Estas paletas les sirvió para unificarlas y en ellas escribir un texto bíblico y su historia de amor con fotografías. La recepción estaba con un cartel de madera dando la bienvenida y con la fecha de la boda.











La llegada al altar estaba llena de corazones de papel en diferentes colores que lo hacía más íntima y más bonita. 





También, para la decoración fueron restaurante por restaurante para buscar botellas de cristal e hicieron muchísimo DIY en la boda. Por ejemplo, los números de la mesa eran minipizarras. Sobre todo apreciamos mucho trabajo manual en las invitaciones, que se inspiró en algunas vistas anteriormente. A cada una de ellas las puso un lazo de hilo y los sobres los selló con cera similar a los antiguos y las mandó. 





La tarta era una deliciosa naked cake de tres pisos decorada con flores de los tonos de la boda y con una pinta estupenda. 



Respecto al lugar de la boda, querían al aire libre. Por fortuna encontraron el ideal: un hermoso lugar al aire libre para la recepción con una sencilla cena ya que no quería fiesta, y con un bajo techo por si llovía. Para las mesas, alquiló un mantel, usó las botellas de cristal y por cada mesa puso una tela de arpillera circular, y encima de ella tres botellas. Para ahorrar flores, usó sólo una en la primera botella combinándolo con los colores de la boda junto con unas paniculatas. En la segunda, más paniculata solas y, en la última, usó caramelos acordes al color de la boda.  







La mesa de los novios estaba decorado por una foto de ellos juntos, en un marco con ventanas, unas rosas rojas con unas paniculata en un jarrón de cristal y atadas por un lazo. 



Realmente no querían gastar mucho dinero en el traje, pero si había algo que tenían muy claro: ella quería un gran ramo. Ese fue el lujo que se dio. Y la verdad es que es precioso: muy colorido con rosas claras, entre otras flores. Lo que más nos gustó fue la suculenta. ¡Nos enamoramos de su ramo! 







Mientras, para el vestido de novia usó una cola de sirena con cuello bardot junto a un peinado arreglado pero informal, decorado una corona de flores y que iba a juego con un labial oscuro arriesgado, pero bonito







El novio, por otra parte iba con un look informal, con tirantes y una corbata color vino que iba a juego con el ramo. Con unos pantalones color beige y un cinturón acorde con los zapatos de color marrón oscuro. 





Si tú también quieres compartir tu gran día como lo han hecho Juan y Yesenia, no dudes en escribirnos a bodas@facilisimo.com .

También puedes comentar lo que te ha gustado en nuestro muro de Facebook. 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos