Blog de Francesca_b Idea guardada 129 veces
La valoración media de 304 personas es: Muy buena

Ideas para decorar una boda sencilla

Todos los detalles para organizar una boda discreta y elegante



Toda boda tradicional se ha desarrollado en torno a una gran ceremonia, un banquete en un amplio salón de un restaurante y muchos invitados a los que vas viendo de boda en boda. Sin embargo, poco a poco, esta idea de boda ha ido evolucionando y cambiando, y hoy son muchas las opciones que se nos presentan.

En esta ocasión, vamos a prestarle especial atención a la sencillez. Una boda discreta, con pocos invitados y sin grandes exuberancias, pero pensada al detalle, cuidando las pequeñas cosas, acorde al gusto de los novios, y con un gran sentido de la elegancia y la originalidad.


 

¿Dónde es la ceremonia?


Iglesia

Lo primero y más importante es la ceremonia, es decir, donde vamos a dar el esperado 'sí quiero'. Si queréis una boda por la iglesia, no hay mucho más que pensar. Pero, si queréis una boda civil, podéis escoger entre varias opciones. Si tenéis la suerte de que la persona que os casa se pueda trasladar, podéis realizar la ceremonia en el mismo lugar que el banquete. Así evitaréis traslados en los invitados y aprovecharéis más el tiempo.








Juzgado

Si, por el contrario, os tenéis que casar en los juzgados o en el ayuntamiento, podéis llevar a cabo una idea muy sencilla y original. Podéis acudir por la mañana a los juzgados únicamente con la familia más allegada o, incluso, vosotros solos con los testigos, y luego, antes del convite, realizar una ceremonia simbólica. Podéis pedir a algún amigo que la oficie y familiares y demás amigos pueden realizar lecturas, hablar de vosotros, contar anécdotas.. Incluso podéis elaborar o pedir que os elaboren un vídeo. Os aseguro que será única, inolvidable y muy emocionante para todos.





 

Un lugar especial

Lo primordial a la hora de organizar una boda es que los novios se sientan cómodos y seguros de sus decisiones, y una de las cosas que hay que elegir con especial ilusión es el lugar. Para una boda sencilla, con pocos invitados, podéis organizarla en un jardín de algún familiar o conocido. Esto os permitirá escoger cada detalle y decorar a vuestro gusto cada rincón del lugar.











 

Alternativa económica 

Si no disponéis de este espacio, podéis buscar un lugar que se adapte a vuestro gusto y a vuestras posibilidades económicas, y que os permita ajustar un poco vuestras peticiones. Por ejemplo, una idea muy romántica, si os lo podéis permitir, es alquilar una casa rural el fin de semana. Podéis hablar con el dueño para que os deje organizar en el jardín el banquete, después del cual podréis empezar allí mismo vuestra luna de miel.









Decorar con sencillez

Una vez que tenemos elegido el lugar, es el momento de empezar a decorar. Las flores suelen ser el elemento principal en toda ceremonia nupcial. Así, para una boda muy sencilla, os propongo una decoración muy delicada.

Además, muchos de los decorados los puedes hacer tú mismo como estas sillas con mensajes. 












 

Hora del banquete

El banquete es quizás lo más caro de una boda. Lo normal es escoger los típicos menús compuestos de varios platos que, a menudo, suelen acabar prácticamente enteros, desperdiciando un montón de comida. Por eso, para una boda sencilla y personal, podemos escoger una opción mucho más económica y original, un buffette, en el que podremos ofrecer una mayor variedad de productos, siguiendo la dieta que más nos convezca: comida mediterránea, italiana, marisco, comida minimalista..




 

Mesa dulce 

Además, esta idea también nos puede servir para el postre, y sustituir la clásica tarta, por una gran mesa llena de cupcakes, pastas, golosinas, una fuente de chocolate.. Eso sí, es importante disponer de mesas para los invitados, para que puedan comer tranquilos y relajados, y aguanten así el resto de la fiesta.















 

 

La fiesta continúa

Cuando pensamos en el día de la boda y en lo que nos gustaría que fuera, imaginamos un día mágico y especial, rodeado de nuestra familia y amigos, en una ceremonia agradable y una fiesta que se alargue toda la noche. Por eso, si vuestra boda es al aire libre, imaginad un escenario improvisado, formado por unas sencillas luces que creen un aura romántica en la pista de baile, y que permitan seguir disfrutando de la noche. Además, puedes inspirarte en las ideas de este post para que la noche esté llena de diversión. 




 

Regalos para invitados

Además, no podemos olvidarnos de los detalles para las invitadas. Para ello, qué mejor que realizarlos nosotros mismos. Nada que compremos se recibirá con tanto cariño. Una idea fantástica y fácil de elaborar es unos jaboncitos. Incluso, podemos hacer unas galletas.








 

Por otro lado, una idea genial es repartir cámaras de fotos de usar y tirar a los invitados, para que ellos mismos se realicen las fotos. Saldrán instantáneas mucho más divertidas y personales.




El día de la novia

Si hay alguien que está especialmente radiante el día de la boda es la novia, ya sea en una boda sencilla o por todo lo alto. Para la primera opción, se puede destacar la belleza y la elegancia en la sencillez, con un discreto vestido sin velo ni cola, una preciosa melena suelta con algún detalle o una diadema, y una única y bella flor como ramo. 








El día de la boda de todos es el más importante de nuestra vida, si no cuentas con un gran presupuesto, puedes optar por estas ideas y conseguirás una boda de ensueño de la manera más sencilla. ¿Te han gustado estas inspiraciones? Puedes comentarlo en nuestro facebook de bodas fasilisimo.com.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos