Blog de Natalia_Plaza Idea guardada 19 veces
La valoración media de 14 personas es: Muy buena

Vestidos de novia inspirados en los años 20

Flecos, crochet y encaje

 Vestidos años 20


No nos cansamos de repetir que el estilo vintage está de plena tendencia en la actualidad, llegando a ocupar un puesto importante dentro de la moda nupcial. Esta mágica década se caracterizó por la aparición de las famosas flapper y los cabaret, cuyo máximos representantes son los tejidos de crochet o encaje y los famosos flecos. Si elegimos este estilo para nuestra boda, conseguiremos un estilo único y de lo más evocador. Os mostramos algunas firmas dónde conseguir el vestido ideal para vuestra boda.

 

 

 

Cymbeline

Algunas de las características de los vestidos inspirados en los años 20 son el corte a la cadera y las líneas rectas, creando un efecto de tronco más esbelto y acortando la falda. En ocasiones, se puede incluir una ligera cola de sirena al final para marcar las curvas femeninas. Además, tal y como nos muestra la firma Cymbeline París, las puntillas son uno de los detalles que nos ayudarán a crear ese efecto retro deseado.

 

 Vestidos años 20
 Vestidos años 20
 Vestidos años 20


 

 

Los escotes a la espalda nos ayudarán a conseguir un extra de sensualidad sin perder un ápice de elegancia. Como complementos ideales para este tipo de diseños siempre serán los tocados de plumas o flores, las cintas que pasan por la frente y los collares de varias vueltas elaborados a base de perlas.

 

 Vestidos años 20
 Vestidos años 20


 Vestidos años 20
 Vestidos años 20
 Vestidos años 20


 

 

 

Matilde Cano

Otra firma con diseños de este tipo es Matilde Cano, que incluye superposiciones de puntillas que mezclan lunares y flecos, grandes detalles florales y combinaciones de tejidos muy finos, como el tul, con otros de acabado brillante, como el raso. Tampoco descarta el uso de las lentejuelas y la introducción de colores. Además, esta firma apuesta por la abundancia de complementos de tamaño maxi y los velos que caigan sobre la frente.

 Vestidos años 20


 

 

BHLDN

Los detalles de encaje también son la clave de la firma BHLDN, pues los combina con soberana maestría mediante transparencias y tejidos plisados, muy ligeros que permiten la total libertad de movimiento. En ocasiones, los bajos se hacen desiguales y las telas presentan troquelados o con detalles de lentejuelas. Esta firma introduce el aire de glamour acompañando sus diseños de tocados o pamelas, así como piezas de joyería de pedrería.

 

 Vestidos años 20


 Vestidos años 20
 Vestidos años 20
 Vestidos años 20


 

 

 

YolanCris

La firma que mejor representa este estilo en nuestro país es, sin duda, YolanCris, apasionada de los detalles a la cadera, el uso del crochet para la elaboración de la mayoría de sus diseños, los escotes a pico o en redondo y algunos detalles especiales a base de flecos o plumas. Sus complementos son los sombreros, velos y pulseras de los mismos materiales.

 

 Vestidos años 20





Agradecimientos: Cymbeline París, Matilde Cano, BHLDN y YolanCris

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

bodas encaje para bodas corchét para bodas ...

Vestidos de novia con encaje

Trajes bohemios para novias actuales

El croché o ganchillo es una labor cuyo resultado da lugar a prendas originales, generalmente de inspiración hippie o tribal, cómodas y muy favorecedoras. Por eso, no es de extrañar que en los últimos años haya cobrado gran relevancia en el mundo de la moda nupcial, llegando a ocupar uno de los primeros puestos en los vestidos de novia más transgresores.

boda kate moss bodas kate moss ...

Vestidos de novia inspirados en los 70

La década del boho chic

Aquí tenéis algunas propuestas en vestidos vintage inspirados en la década de los 70, con los que podréis lucir un estilo boho chic muy favorecedor. La clave son los adornos que evocan a la naturaleza y tejidos con mucho movimiento. Una idea que ya cobra fuerza entre las celebrities, cuyo último ejemplo fue Kate Moss. ¡No os lo perdáis!