Error! El atributo "to" es obligatorio para el tag errores La importancia del timming de boda | Bodas

Querida Novia Idea guardada 0 veces
La valoración media de 4 personas es: Excelente

La importancia del timming de boda



Una boda es un momento único, aunque una boda lleva realmente mucho tiempo prepararla. Es como cuando vemos a cámara lenta el minuto más intenso de una película. Ese minuto donde todo pasa y se revela el final, final intrínseco en la secuencia de un minuto. Para los equipos de Eventos y Bodas, una boda es ese minuto donde sus invitados son nuestros invitados, por lo que su triunfo, también es el nuestro. Por ello, aconsejamos a los novios que no intenten cambiar el protocolo del timing en el desarrollo del banquete, es primordial que el desarrollo siga su curso, un curso fluido.

Una copa de bienvenida debe durar, no más de 45-50 minutos y debe darse de pie aunque con algunos asientos y puntos de apoyo, pues siempre hay que pensar en todos los invitados. En esos 45-50 minutos los aperitivos serán pasados sin prisa pero sin pausa, dando tiempo a los novios para hacerse las fotos, y a los invitados a encontrarse en las listas del seating plan y socializar entre si.

Pasados eso 45-50 minutos, los invitados son dirigidos a la zona del banquete. Allí, el proceso de seating plan tiene su efecto y

transcurridos unos 10 minutos, todos los invitados se encontraran situados en sus correspondientes mesas, dando paso a la entrada de los novios quienes marcan el paso del timing.

Una vez los novios están sentados en la mesa presidencial, empieza el timing de nuevo, dando un servicio impecable, donde la vajilla debe oírse lo mínimo posible y donde se servirán protocolariamente 3 platos. Entrante, pescado, carne y finalmente el postre serán los platos adecuados y tendrán que ser servidos aproximadamente en 2 horas. Dos horas es el tiempo justo y adecuado para que a nuestros invitados nos les parezca ni corto, ni pesado ni largo.

Transcurridas estas dos horas, daría comienzo el denominado baile nupcial. A partir de aquí el protocolo queda más distendido, y tanto los novios como los padrinos, empiezan a relajarse dejando los nervios de los primeros momentos a un lado, mientras disfrutan junto con el resto de invitados.

Foto: Batanga
Fuente: este post proviene de Querida Novia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Luna de miel en Isla Mauricio

Mauricio forma parte de las Islas Mascareñas (al sur de Madagascar). Dada su situación intertropical, la Isla de Mauricio goza de un clima cálido, aunque la influencia oceánica modera la temperatura. ...

Luna de miel en Grecia

La diversidad y las posibilidades que te ofrece este destino son infinitas. Viajad en vuestra luna de miel al país de los Dioses del Olimpo y dejaos cautivar por sus mitos, su arquitectura y sus parad ...

Coche para cada estilo de boda

Uno de los detalles importantes a tener en cuenta al organizar una boda es el tipo de coche que transportarán los novios hacia la fiesta, y a su vez, los medios de transporte que se pondrán a disposic ...

Recomendamos