Blog de cabezadenovia Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Economía en crisis?



Todas sabemos lo difícil que puede volverse la tarea de planear nuestra boda, cuando nuestro bolsillo ha dejado de ser el que era.

Para no entrar en crisis, y poder disfrutar de planear uno de los más maravillosos momentos de la vida, podemos poner en práctica alguno de los siguientes consejos.

Aumentar IngresosCuando las cosas no van bien económicamente, en lugar de bajar los brazos y resignarnos a una menor calidad de vida, tenemos una excelente oportunidad para incrementar nuestras ganancias. Todas sabemos hacer algo único, pues hacelo! Ofrecelo entre tus amistades, familia, conocidos. Todas podemos trabajar un poco más, este es el momento! Todas tenemos cosas que ya no usamos y ocupan lugar, vendelas! Hay muchas posibilidades más, que a medida que te cargues de entusiasmo vendrán a tu mente :)

Recortar Gastos Seguramente en tu cabeza danzan miles de imágenes de cómo te gustaría que se viera todo. Vos, tu pareja, la deco y hasta los invitados. No es bueno bajar la calidad de esas imágenes. Te sentirías frustrada y luego parecerá que perdés el control y que ya nada saldrá como soñaste.

Lo que si podés hacer es reducir los gastos que en este momento resultan innecesarios. Cada una de nosotras sabemos cuáles son... La meta debe ser nuestro casamiento, y hay cosas que pueden quedar en tiempo de espera para más adelante.

La tarjeta de crédito no siempre es la mejor solución, y aunque nos seduce descansar en ella, tarde o temprano llegará el momento de pagar.

Pies sobre la tierraSi bien no tenemos que dejar nuestros sueños de lado, es hora de bajarlos a la tierra y ponerlos bajo la luz de la realidad de cada una.

Las bodas de película en lujosos castillos tal vez deban quedar en la pantalla, y no llegar a tu mente como deseo, pues aquello que siempre soñamos no siempre coincide con lo que nos hará felices.

Es momento de pensar qué es lo que estamos planeando. Quiero casarme y vivir feliz con mi pareja, o quiero un casamiento de lujo cueste lo que cueste?

Si la respuesta es simplemente quiero ser feliz, y la economía ataca sin culpa, podemos tener una boda sencilla por ahora, y más adelante cuando las cosas mejoren, pues planear esa fiesta soñada.

Ampliar la MenteA veces nos obstinamos con algo, creyendo que sólo de esa manera resultará bien. Cerramos nuestros oídos a buenos consejos, a distintas alternativas y no hacemos más que darnos una y otra vez contra la pared.

Soñar en grande no es buscar lo inalcanzable. Es buscar lo realizable.

Evaluá otras posibilidades, no temas pedir ayuda, y sobre todo, no renuncies a algo antes de haberlo pensados dos veces.

Fuente: este post proviene de Blog de cabezadenovia, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Novias abrigadas y con estilo

No hay que resignar estilo pero tampoco salud :) Si te casas este invierno, puedes verte hermosa aún abrigada y te aseguro que las fotos se verán increíblemente cálidas.... Una selección de imágenes p ...

Recomendamos