Bodas

Blog de Francesca_b Idea guardada 5 veces
La valoración media de 14 personas es: Muy buena

Burger-King pagará la boda entre Joel Burger y Ashley King

Las coincidencias de la vida han dado lugar a esta divertida historia. Joel Burger, de 24 años, y Ashley King, de 23, en honor a la unión de sus apellidos, anunciaron su compromiso posando delante de un cartel de la famosa empresa de comida rápida Burger-King

Hasta ahí todo queda una mera anécdota. La bueno fue que esa foto llegó hasta un portavoz de la empresa, que les llamó vía Skype para proponerles que Burger-King correría con todos los gastos de la boda. ¡No es broma! Imagina la reacción de esta pareja, no sabían que decir, pero finalmente aceptaron encantados y su boda "patrocinada" se celebrará el 17 de julio en Jacksonville (Illinois).

"Esto fue cosa del destino. Ellos se encontraron, luego su historia nos encontró y estamos encantados de celebrarla", anunciaba el portavoz de la cadena. No les piden nada a cambio, simplemente que "vivan felices para siempre" y en tono de humor que "quizás llamen a su primer hijo Chicken Fry".



No es la primera historia en la que una hamburguesería y un boda se unen. Ya vimos el servicio low-cost que ofrece McDonalds para que celebres tu boda allí. ¡Un banquete de hamburguesas, patatas fritas y como tarta nupcial, una montaña de helados!

No tiene desperdicio. No creas que no es real, ya son cuatro los novios que han apostado por McDonalds para el día de su boda. Por si te lo perdiste, te dejo el vídeo de nuevo. 



¿Qué te ha parecido la historia de Burger y King? ¿Celebrarías tu boda en una hamburguesería?
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

bodas

Nos vamos de boda con Mamen y Gonzalo a Sevilla

Antes de contar la boda de Mamen y Gonzalo, ella nos cuenta su preciosa historia de amor: "Gonzalo y yo nos conocimos en el trabajo. Solo éramos compañeros, yo apenas sabía de su vida ni él de la mía. A los dos años, él me comunicó que se iba para no volver, quería hacer lo que siempre le gustó, ser corresponsal de guerra y para ello se iba a vivir Rabat (Marruecos) como campamento base par ...