Blog de escarly Idea guardada -1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

3 de abril de 2010: el reportaje fotográfico

13 - 14:30: EL REPORTAJE FOTOGRÁFICO

El reportaje fotográfico, a riesgo de sonar superficial, era algo que me apetecía muchísimo hacer. Quería pasar por esa experiencia; ¡había visto tantas fotos de otras parejas, y tan bonitas, de esos momentos posteriores a las ceremonias...!

Imagen 0


Siempre había tenido la impresión de que debía ser un ratito muy especial, y no me equivocaba. A pesar de que la soledad es relativa, tiene el mismo efecto que un bálsamo relajante después del baño de multitudes y el estrés que suponen la preparación en tu casa, la ceremonia, los saludos de la gente y todo lo que ha ocurrido antes. Es como un alto en el camino que te permite algo de intimidad con tu marido, contaros anécdotas del día, y disfrutar el uno del otro antes de seguir con la segunda parte "importante" de la boda: el convite. Quizás haya gente a la que llevar al fotógrafo y al cámara pegados a sus talones les haga sentirse "espiados", pero a nosotros la verdad es que nos respetaron mucho en ese sentido y por eso nos encontramos muy a gusto en todo momento. Nos dieron mucha libertad para movernos, simplemente algunas indicaciones muy sencillas a la hora de hacer alguna foto, y nos animaban a que nos comportáramos con naturalidad.

No tengo fotos del reportaje todavía, pero la semana pasada estuvimos eligiéndolas en el estudio del fotógrafo y, aunque vuelva a estar feo que yo lo diga, lo cierto es que son preciosas. Transpiran esa espontaneidad de la que os hablo, se palpa la alegría y al mismo tiempo la relajación, como si hubiéramos estado paseando en chándal y zapatillas en lugar de vestidos de novios.

En la Casa Colorá nos hicieron algunas fotos bajo las pérgolas de madera llenas de enredaderas, utilizando como fondo la casita o los jardines. El fotógrafo ya nos advirtió que las fotos con luz cenital no quedan tan románticas como las que aprovechan la luz vespertina, pero nosotros estábamos encantados con la temperatura y la luz que había, que hasta hacía daño en los ojos de lo blanca que era... ¡No nos veremos en otro 3 de abril así! Algunos invitados incluso se quemaron un poquito en el anfiteatro mientras me esperaban.

Después subimos en el coche y nos dirigimos a la vía vieja del tren, que estaba muy cerca de allí. Mi chico decidió que no quería sentarse detrás conmigo, sino en el asiento del copiloto, y así me dejaba más sitio para el vestido y el velo. ¡Este chiquillo se salta todos los protocolos, jajaja! Eso sí, me ayudó en todo momento a subir y bajar del coche, me arreglaba el velo, me sostenía el ramo... ¡Estaba total, jajaja, el novio con el ramo! En una de ésas nos dimos cuenta de que el prendido estaba mustio y no quedaban más que un par de pétalos de la orquídea y las hojitas. ¡Vaya por Dios! Viendo las fotos después, caímos en que el prendido llevaba chuchurrío media mañana, y si volvéis sobre las entradas anteriores, os daréis cuenta también. Creo que fue en el "momento beso" cuando se lo chafé, y a partir de ahí el pobre fue en decadencia. Así que arranqué la orquídea más bonita del ramo (no es una forma de hablar, era la más bonita de verdad) e hice el cambio. Tampoco duraría mucho, porque cuando llegamos al restaurante ya estaba en las últimas, pero al menos salvó el reportaje.

Imagen 2


Nunca había estado en la vía vieja. Se encuentra cerca de la vía nueva, pero es un paraje bastante desolado lleno de piedras, matorrales y vallas de alambre medio derrumbadas. Al fondo se veían unas torres de alta tensión y varios edificios abandonados, lo que todavía le daba un aspecto más lúgubre al lugar. El fotógrafo decidió que me quitara el velo para que no se enredase con los matorrales ni se estropease, además de que sería más cómodo. Fue muy cómico porque me tuve que arquear hacia delante, mirando al suelo, y mientras mi chico me sostenía el ramo, el fotógrafo, el cámara y el tío de mi chico (que conducía) estuvieron descifrándome la cabeza y viendo qué horquillas podían quitar y cuáles no para no deshacerme el peinado. Al final, después de varios minutos sudando la gota gorda, el fotógrafo se atrevió y quitó las horquillas buenas, ¡y oí suspirar al hombre, jajaja! ¡Ni que hubiera desarmado una bomba de relojería!

Fue entrando a la vía por entre las piedras cuando creo que hice polvo los zapatos, y eso que fuimos con cuidado. Se me pelaron las dos punteras y un tacón. Las fotos de la vía del tren tienen un aire rústico y parece que estamos en medio de la nada. Mi chico estuvo haciendo equilibrios sobre la vía mientras yo andaba sobre los tablones de madera, para adelante y para atrás; nos besamos, tonteamos, nos reímos, eché el ramo al aire, nos quitamos arroz de la cabeza y del cuerpo entero (¡a él le salía arroz por las perneras de los pantalones!)... La verdad es que yo en principio no era muy partidaria de hacer fotos en un paraje tan triste, pero dentro del conjunto del reportaje quedan muy bonitas porque se ven ambientes diferentes.

Cuando acabamos en la vía del tren, volvimos a subir al coche y dejamos que el fotógrafo saliera delante. Nosotros simplemente teníamos claro que queríamos unas fotos en un parque muy concreto, pero le habíamos dado carta blanca para elegir los demás lugares donde hacer el reportaje. Se metió por el centro del pueblo (una locura en sábado a mediodía), así que nos tenía intrigados. Pensábamos que quizás quería llevarnos a unas casas antiguas donde había unos grafittis, ya que nos había enseñado fotos de otras parejas en ese sitio, pero al final paró en un sitio completamente inesperado: un cruce en la zona de ensanche donde convergen un Mercadona, un Día y una macrotienda de Porcelanosa. ¡Entonces lo vimos! ¡La pared!

Imagen 3


Si os habéis fijado, muchos de los edificios de las tiendas de Porcelanosa se caracterizan por combinar cristal y una especie de mosaico de cuadros blancos con juntas negras. Lo que nunca nos habríamos imaginado es que el fotógrafo le sacaría partido a algo así y encima quedaría de escándalo. Las fotos de la pared de Porcelanosa son todo lo contrario de las de la vía del tren: luminosas, urbanas, súper sencillas y con un toque muy chic. Estuvimos jugando con los cuadros de la pared e incluso subimos el coche a la acera. La gente que entraba o salía del Día y el Mercadona se nos quedaba mirando como si estuviéramos chalados: "¿es que estos dos no han encontrado otro sitio donde hacerse fotos?" Incluso algunos de los que iban en coche aminoraban la marcha y bajaba la ventanilla para cotillear, y nosotros, que estábamos en plan provocador y divertido, saludábamos de vez en cuando, jajaja. Tengo muchas ganas de enseñaros estas fotos porque parques y vías del tren hay en muchos sitios y los fotógrafos de ahora recurren frecuentemente a ellas, así que os hacéis una idea de cómo son, pero fotos de boda sobre una pared de Porcelanosa seguro que no habéis visto.

Por último, nos dirigimos al parque que habíamos elegido y que estaba de camino al restaurante. Es el parque más grande de la conurbación es la que vivimos, y para nosotros el más bonito y más lleno de recuerdos. En él hemos paseado las largas tardes de finales de verano comiendo pasteles, nos hemos hecho montones de fotos en primavera y nos hemos sentado simplemente a ver pasar la gente y el tiempo en otoño mientras hablábamos. Tiene un graderío de césped para los conciertos de verano, un minilago con peces y un géiser artificial, una columnata moderna sobre el mirador del lago, columpios para los niños, un laberinto de setos y mil rincones de cuento.

Imagen 4


Se empezó a mover un poquito de aire, pero recuerdo haberle comentado a mi chico que me sorprendía muchísimo no estar pasando nada de frío a pesar de llevar los hombros y los brazos descubiertos. Por lo general, de octubre a mayo no soy persona, siempre estoy helada, y sin embargo ese día me encontraba súper a gusto.

Nos hicieron más fotos sentados en un banco, mientras descansábamos un poquito, caminando junto al lago del géiser, en la columnata, sobre el césped... Son las fotos de álbum de novios de toda la vida, así que resultan menos originales, pero tienen el encanto de las cosas clásicas y a mi chico, por ejemplo, son las que más le gustan. Seguimos hablando, riéndonos, haciéndonos mimos y de vez en cuando el payaso. Lo pasamos muy bien, fueron unas horas inolvidables.

Sé que la mayoría de las novias 2010 ya tenéis elegidos vuestros fotógrafos, pero a las que no lo hayáis contratado todavía, os aconsejo fervientemente que busquéis a alguien flexible, que no os agobie con las poses ni os marque demasiado el camino. Estos momentos se disfrutan mucho más si te dan la oportunidad de soltarte el pelo y comportarte con naturalidad, de vivir el momento por sí mismo y no tanto por que vayan a ser las fotos de tu boda, de no sentirte observada aunque sepas que te están haciendo mil fotos. Supongo que eso no se puede saber realmente hasta el mismo día en que te plantan delante la cámara y empiezas a ver cómo trabaja el fotógrafo, pero por eso es recomendable buscar y comparar muuuuchos reportajes, porque en los trabajos previos de cada persona se puede intuir su firma. Nosotros nos enamoramos desde el primer momento de los proyectos que este hombre nos enseñó y estamos convencidos de que no nos va a defraudar con el nuestro.

Eran casi las dos y media de la tarde cuando acabamos de hacer las últimas fotos en el parque. ¡Llegaríamos puntualísimos! A mí me dio penita de que se acabara el reportaje, se me había pasado el tiempo volando... Pero tocaba cambiar de tercio y reunirnos con la gente. Subimos en el coche y partimos hacia el restaurante.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas: bodasfotosreportaje

Recomendamos

Relacionado

general bodas fotografo bodas ...

4 motivos para contratar un reportaje preboda

Hoy quiero profundizar un poco en este tema, ya que casi me comen en las redes sociales cuando sugerí 5 trucos para ahorrar en las fotos de tu boda. No tengo absolutamente nada en contra de los fotógrafos profesionales y hoy quiero rendirles este humilde post. El principal motivo para tomar esta decisión es que los fotógrafos saben cómo deben posar sus modelos para salir favorecidos en las fotos, ...

lugares para celebración reportaje novios reportaje bodas ...

Un reportaje de novios a vuestra medida

¿Qué buscan los novios, a la hora de elegir fotógrafo y reportaje de su boda? Supongo que no es difícil adivinar que el tema económico es casi, el más importante. Porque muchas parejas dan por hecho que el reportaje de bodas suele 'salir bien', independientemente de que cueste más o menos;algunas parejas son muy exigentes con el tema fotográfico y les da igual invertir más dinero con tal de bueno ...

general fotos ideas

Ideas para tu reportaje de boda: Los pies de los novios

En las últimas semanas os hemos dado ideas de fotografías que no pueden faltar en vuestro reportaje de boda, momentos muy especiales tanto del novio como de la novia al vestirse para el gran día o al verse por primera vez. Los protagonistas del post de hoy son los pies de los novios. Si, si. lo habéis leído bien :) Lejos de ocultarse, los pies se dejan ver en el día B y, de hecho, cada vez más son ...

fotografías de boda consejos consejos boda ...

Claves para tener un buen reportaje preboda

Marta y Manuel, los chicos que véis en la fotografía, trabajan ambos en un medio deportivo. No es de extrañar, por tanto, que para su reportaje preboda eligieran un campo de fútbol, pues es un terreno en el que se mueven los dos como pez en el agua. Y es que cada vez son más las parejas que optan por hacerse estos reportajes previos a la boda, que te ayudan a relajar nervios, a conocer mejor a tu ...

Organizar una boda

¿Qué valor le dais a los reportajes de boda?

¿Realmente le dais valor al reportaje de boda? o simplemente queréis unas fotos normalitas para salir del paso y decir; Tengo un reportaje de boda. Si queréis ir más allá y tener un reportaje para algo más que para guardarlo en un cajón y no enseñárselo ni al gato; Cómo encontrar el mejor reportaje para tu boda Reflexiona, qué tipo de fotografía os gusta, cómo os gustaría que fuese vuestro vídeo. ...

bodas arroz ceremonia

3 de abril de 2010: momento arroz

12:45 (APROX): MOMENTO ARROZ Esto lo supe después, no el mismo día de la boda, pero las bolsitas de arroz tuvieron tal éxito que no hubo suficientes y los que se retrasaron saludándonos en el foso tuvieron que compartir con los demás. Entre mi madre, mi amiga María y yo hicimos 60 bolsitas, para las cuales habíamos utilizado 4 kilos de arroz largo (que tiene menos almidón), varios metros de cinta ...

Bodas que inspiran

Un reportaje fotográfico en solitario

La verdad es que no sabía muy bien que nombre ponerle a la entrada ya que no es un PreBoda (faltaría la otra mitad), por lo que me parece un poco más acertado llamarlo un Reportaje en Solitario y es que a veces podemos hacernos fotos donde seamos los únicos protagonistas y buscando imágenes bonitas éstas me han gustado mucho. No sólo hay que aprovechar cuando nos vamos a casar, cualquier otro mome ...

bodas algo azul algo nuevo ...

3 de abril de 2010: algo nuevo, algo viejo...

10:30 AM - 11:15 AM: ALGO NUEVO, ALGO VIEJO... Mi madre y yo subimos las escaleras a todo correr y, tal como llegamos a la primera planta, tocan al timbre: ¡din, don! Mi madre otra vez para abajo a abrir, ¡es la peluquera! Me meto en la habitación y empiezo a ponerme la ropa interior, el cancán, los zapatos... ¡Soy un hacha, en un minuto estoy! La peluquera flipa conmigo; no tengo medias de repues ...

fotografías de boda decoración consejos ...

Consejos para un reportaje preboda

En el proceso de organización de la boda hay muchas cosas que tener en cuenta. Los días pasan, las cosas se van cerrando, y llega un momento en el que los detalles se vuelven protagonistas. Lo que estaba a un tiempo de hacerse material, llega, y nos salen las dudas, y buscamos los consejos para un reportaje preboda perfecto, o para elegir los regalos mas originales para los invitados. Sin lugar a ...

bodas barra libre fiesta ...

3 de abril de 2010: entre bambalinas

19:30 H. - 20 H.: ENTRE BAMBALINAS Salimos del salón y nos organizamos con nuestros padres y amigos antes de dirigirnos al local donde continuaba la fiesta. Mis suegros, mi cuñado y los tíos de mi chico se fueron en el coche nupcial, mis padres y mi hermano se repartieron en sus coches para acompañar a la familia al hotel y a casa de mis padres, nuestros amigos se adelantaron para llegar al local ...