Bodas

Hecho a Mano Idea guardada 4 veces
La valoración media de 10 personas es: Muy buena

¡¡¡VIVAN LOS NOVIOS!!!

Hace un par de meses, aproximadamente, recibí la llamada de un restaurante cercano para realizar la decoración de un banquete de boda. Dicha llamada llegó con tan solo tres día de antelación y únicamente por ser tan tonta como soy, acabé comprometiéndome a hacer dicha tarea. Las únicas pistas que recibí es que Martha (con th) y Antonio se casaban y ella quería tulipanes. Ni sabía si iba a poder conseguirlos con tan poco tiempo.
Ya adelanté que haría todo lo que pudiera, pero que el tiempo era muy escaso y no podría hacerlo como me gustaría.
El primer día fue de compras, el segundo día me cuenta el dueño del restaurante que había un problema con la climatización, así que hasta las ocho de la tarde no podía empezar a trabajar en el salón.......(todo se iba poniendo un poco en contra). Aún así me llené de positivismo y me dije:"Tú puedes" y con la ayuda de mi santísimo, que me ayudó en el montaje y curro casi más que yo, nos pusimos manos a la obra hasta las dos de la mañana. Al día siguiente a la una era la boda y dejé para ese momento, tan solo, la colocación de las flores para que estuvieran bien frescas.
A las nueve de la mañana quedé en llegarme al restautante con tal fin. Lo mejor fue cuando levanté las persiana de mi casa y vi la soberana nevada que había caído por la noche y tenía que desplazarme unos kilómetros más al norte. ¡¡¡Vamos, que los hados no pensaban echarme una mano!!!. ¡¡¡Es lo mismo, para allá que se fueron María y su media naranja con tulipanes y demás vegetación para intentar hacer feliz el día a Martha y Antonio yyyy.... he aquí lo que salio!!!
Comenzaremos con el cartel de bienvenida, que hubo que forrar con un film, (chapuza total. No hagáis ésto nunca por favor, salvo que ya no os quede ni un segundo como a mi).



Ni se puede leer. Lo siento. Al menos puedes ver el efecto. La leyenda era BIENVENIDOS MARTHA Y ANTONIO Y LA FECHA.



Al entrar al saló encontrábamos otro atril en el que se podía consultar el puesto de cada comensal en las mesas.





En una mesa justo a su lado, se encontraban los regalos que la novia dispuso para sus invitados. Ésto lo hizo Martha y lo trajo ya en sus bolsitas y sus cestas. De mi cosecha añadí el libro de firmas para que pudieran ser felicitados por todos sus amigos y seres queridos, y lo guardaran como recuerdo.





Preparé un ultrarrápido photocall para que pudieran hacerse retratos divertidos, con diferentes atuendo que contenía una blanca caja del estilo de las de frutas



La mesa dulce , o candy bar, con múltiples chucherías y chocolates para los niños, no podía faltar...







El salón contaba con una bonita barra con un grifo de cerveza antiguo que me encantó porque los novios habían contratado barra libre.



Así se vistieron las mesas de invitados. todo sencillo, pero elegante (creo...). Vajilla, cristalería, cubertería y ropa de mesa del restaurante.





Pasamos a la mesa de los niños, que decoré de modo infantil.







La zona de los novios fue la más especial, como es natural.



Una corona de ramas colgaba de cada uno de los respaldos de las sillas.



La zona de los novios fue la más especial de decorar.



Cubrí tan grandes cristaleras, de modo parcial, con tules. Me las tuve que ingeniar porque no había cortina ninguna, y por tanto, tampoco barras...



Sobre el tul preciosas cascadas de hiedra natural (todas las plantas y flores utilizadas son naturales, como es lógico para un evento así)







Diferentes detalles en rincones estratégicos del salón, lo hacían mucho más acogedor. Cada una de las velas, farolillos y cadenetas de luces fueron encendidas al atardecer.







Hice todo lo que pude y con todo mi cariño. Fue muchísimo trabajo y estresante. No he vuelto a saber nada de Martha y Antonio, pero me contó al día siguiente el dueño del restaurante, cuando fui a recoger mis cosas, que estuvieron encantados y les había gustado muchísimo todo. Doy fe por como quedó el salón el día después. Me hubiera gustado que me lo dijeran ellos, pero no fue así....

He quedado regular de contenta con éste trabajo. Ya sabes que soy muy perfeccionista y faltan detalles, pero era materialmente imposible con tan poco tiempo. De todo se aprende y no volveré a aceptar un reto así si no es con un margen aceptable .

¿Me cuentas tu opinión?.

Muchas gracias por tu tiempo. Hoy te he robado más de la cuenta. Nos volvemos a ver en breve.

Fuente: este post proviene de Hecho a Mano , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Antes y después de un aparador

En ésta ocasión vamos a encargarnos no de recuperar una pieza, sino prácticamente de resucitarla. No había por dónde meterle mano y retos así son los que más me gustan. Se trata de un antiguo mueble f ...

¡¡¡VIVAN LOS NOVIOS!!!

Hace un par de meses, aproximadamente, recibí la llamada de un restaurante cercano para realizar la decoración de un banquete de boda. Dicha llamada llegó con tan solo tres día de antelación y únicame ...

Qué será, será... 

Después de un tiempito de asueto , o sea una mezcla de algo de trabajo, gripe y vaguería, vuelvo a tomar las riendas blogueras de mi vida y reaparezco con algo que me caracteriza. ¿Que podrá seeeeer?. ...

Etiquetas: decoración

Recomendamos