Bodas

Detrasdeunaboda Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Creo que me voy a hacer runner

Ser runner está de moda. Reconozco que han sido un par las veces que he intentado engancharme a correr pero no ha surtido efecto, sigo prefiriendo caminar y disfrutar del paisaje que echar a correr como en las viejas clases de educación física. Me dicen que es falta de constancia, que no le doy la oportunidad que se merece, que debo intentarlo más. Será. O no. De momento no lo sé.

Lo que sé es que desde hace dos semanas alterno mis caminatas por la tarde con series de carreras y oye, salir a correr no pero esto de alternar tiene su cosa y de repente, cosas de la vida (y de que un amigo trabaje en esa sección, todo hay que decirlo) me sorprendo un sábado por la tarde admirando ropa técnica de runner, porque si voy a empezar a serlo un poquito debo abandonar mi disfraz de Decathlon de deportista ocasional. Y unas horas después, en el sofá de casa con una cerveza en mano tuvo lugar la siguiente conversación:

-Cariño, creo que me voy a hacer runner

-Runner?  Sí la última vez que le pusiste ganas corriendo fue en nuestra postboda

-Sí, runner.

-Runner? Tú lo único que quieres es comprar mallas de colores y playeros cantosos

_MG_0264_1


Y ante esa sentencia, me tuve que callar. Callar y reírme. No pude debatir más. Quizás mi señor marido tenga razón, quizás a mi lo único que me guste del mundo runner son los colores y estampados diferentes que se han puesto de moda porque en realidad, a mi lo de vestir con colores cantosos siempre me ha ido mucho aunque ahora lo lleve más en secreto. Igual decidir que quiero ser runner después de enamorarme de unos playeros mint y fucsia no es el mejor momento para hacerlo pero, ahora que lo pienso, ¿los playeros de running también valen para pasear, verdad?

Reflexiono sobre mi decisión, me acuerdo de las palabras de mi profesor de educación física en la universidad que nos decía que no entendía a la gente que corría por suelo firme teniendo una playa en la ciudad, me acuerdo también de Raquel y Edu, amigos y podólogos, que siempre hacen hincapié en la cantidad de lesiones que se producen por esta moda, por ese poder que nos da ser supronadores o pronadores aunque no tengamos claro ni lo que significan realmente esos términos, me acuerdo de las excusas para evitar dar vueltas al patio en clase y de intentar aprobar educación física a base de trabajos teóricos.

Bebo un trago y sigo reflexionando. ¿Ser o no ser runner? ¿Comprar libros para aprender a serlo? y empiezo a irme por las ramas reflexionando sobre si es necesario que existan libros para correr. ¿De verdad? ¿Cómo hemos vivido tantos años sin libros con portadas chulas para cualquier cosa? Al final todo está en los colores, en los de esa ropa técnica, en los de las portadas de los libros… Quizás lo que necesite sea una caja de colores. Quizás todo es más sencillo pero de repente, vuelven a mi cabeza los playeros mint y fucsia. ¿Cómo no querer ser runner para llevarlos? ¿Cómo no incluirlos en esa wishlist para mi 32 cumpleaños aunque ahora no los encuentre por la red para dejar claros cuáles son?

Y es que si vamos a terminar siendo runners, cosa que no tengo nada claro, empecemos por los colores, aunque nos los pongamos para ir a comprar chocolate al supermercado más cercano. Lo de correr para quemar las calorías lo hablamos luego.

Fuente: este post proviene de Detrasdeunaboda, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Despedida en el Norte

Los tiempos cambian, las bodas cambian, las novias cambian y, por tanto, las despedidas de soltera cambian. Atrás quedaron esas despedidas de soltera que consistían en una competición de objetos obsce ...

Sola y de noche.

He corrido más algunas noches al volver a casa que en mis clases de educación física del instituto. Soy mujer y a veces, he sentido miedo al volver a casa de noche. Y de día. De noche porque como toda ...

Velos con mensajes

Es domingo. Al otro lado de la ventana el tiempo nos dice que se ha ido el verano, aunque en Asturias este año todavía no había llegado y teníamos la esperanza de que apareciera por Septiembre pero no ...

Volver Despeinada

Tarde de viernes. Tarde de mi último viernes de vacaciones y la paso sentada en el sofá, viendo en la tele algún programa de esos que no requiere atención y en esos ratos de poner lavadoras y tender r ...

Recomendamos

Relacionado

Bodas lazos

Y a mí, ¿desde cuándo me gustan los lazos?

Hace unos días Andrea de Mis Bodas de Cine escribía un post sobre lazos. Ella, que no le gustaban  y que desde que nos hemos cruzado en esta vida Blogger les ha ido cogiendo más cariño y acordándose de mí cuando se le  cruzan en su camino. La vida Blogger tiene estas cosas, yo ya n puedo ver una película de bodas sin acordarme de Andrea o que me venga su perro a la cabeza cuando alguien me habla d ...

bodas costa rica mi boda mi vestido de novia ...

5 cosas que nadie me explicó antes de casarme (y que hubiera deseado saber)

La anticipación y expectativa que significan las bodas tanto en Costa Rica como en cualquier parte del mundo es muy grande, y por eso el estrés viene en múltiples tipos, tamaños e intensidades. Por esta razón, quiero compartirles estas 5 enseñanzas que me dejó la experiencia de planificar mi boda. Foto: KathPhoto Lo más importante de una boda son tus invitados Esto es algo que leí en algún luga ...

bodas invitadas maquillaje ...

5 cosas que no debes hacer si te invitan a una boda

Cuando nos invitan a una boda, nunca viene mal conocer qué debemos evitar hacer. Desde ir vestida de negro hasta un maquillaje extravagante, son elementos que pueden lograr quitar el protagonismo a los novios en su día especial. ¡Atención a estas 5 ideas! 1. Maquillaje recargado Un look con smokie eyes es muy bonito, pero a lo mejor no es el más adecuado para una boda. ¿Por qué? Es demasiado ll ...

bodas

Que dice mi madre…

…que qué quiero para Reyes. Y yo no sé contestar. Es una de las preguntas más difíciles de todo el año. ¿Por qué? Porque a mi la noche de Reyes siempre me ha encantado, siempre, siempre. Siempre. Desde aquellos años en los que mi padre cuando salía el anuncio de lo que me habían comprado me decia “Te gusta? Te gusta ese juguete? porque igual te lo traen los Reyes” Sí, tal cual ...